Inicio / Servicios / RESTAURACIÓN Y CONSERVACIÓN DE DIFERENTES SOPORTES.

RESTAURACIÓN Y CONSERVACIÓN DE DIFERENTES SOPORTES.

Actualmente se está tomando conciencia de la importancia profesional, histórica, patrimonial y artística de los fondos documentales que existen de imágenes, planos y documentos gráficos, muchos de ellos perdidos o irrecuperables de manera irreversible. Los archivos existentes pueden ser restaurados en su soporte original para asegurar su permanencia en el tiempo y así mismo traspasados a nuevos soportes digitales mas adecuados para su difusión y consulta sin que sea necesario manipular los documentos originales.

Aunque siempre se recomienda realizar la restauración de los soportes originales para su conservación histórica las posibilidades que nos ofrecen las tecnologías actuales han hecho que la tendencia actual se oriente hacia su digitalización para facilitar su explotación y difusión.

Cada tipo de soporte necesita un tratamiento diferente, por lo tanto como primer paso hay que realizar un análisis de los mismos para decidir si interesa realizar una restauración química o digital.

Podemos distinguir los siguientes soportes:

- PELÍCULAS: Los tipos de degradación que se producen en las películas se pueden considerar similares a los de las fotografías, a los que hay que añadir los producidos por roturas o arañazos originados en proyecciones, empalmes de cinta adhesiva, ruidos y deterioro de la banda sonora, descomposición del soporte, etc. Hay que tener en cuenta que para obtener nuevas copias lo ideal es acceder a los negativos de imagen y sonido originales. En caso de no disponer de los mismos se deberá partir de la mejor de las copias que existan en el archivo. A partir del negativo de imagen es posible recuperar mas calidad y color que de aquellas copias que se hayan degradado, ya que la perdida del color en el negativo es más lenta que en la copia. 

Otra posibilidad para recuperar el color tanto del negativo como de la copia, si ambos están deteriorados, es emplear modernos equipos de escáner a alta resolución, 4K mínimo, ya a partir de la imagen y el audio obtenido proceder a la restauración total de la película.

Un caso especial es el tratamiento de películas en en soportes a base de Nitratos, altamente inflamables, deberán obtenerse duplicados de negativo y nuevas copias en soportes mas modernos y así mismo escanear esos soportes a 4K. Se sugiere depositar los nitratos en la Filmoteca Española para su conservación en depósitos especiales.



- VIDEOS: La cinta magnética es un soporte bastante inestable en el tiempo y deberá ser traspasado a soportes digitales y archivarlos en sistemas de almacenamientos mas estables. Si la cinta presenta roturas o arañazos la imagen puede ser tratada digitalmente para intentar su recuperación.
- FOTOGRAFÍAS: En general el procedimiento seguido hasta la actualidad de los archivos que se mantienen en perfecto estado de conservación ha sido la reproducción fotográfica mediante contratipo directo de la imagen, preservando los originales en un entorno con condiciones óptimas de conservación. Las soluciones actuales se orientan hacia la digitalización de los fondos para facilitar su gestión y acceso a través de una base de datos relacional preservando así los originales del archivo histórico. Los soportes fotográficos más habituales con los que nos podemos encontrar en un archivo son los siguientes: 
 - Placas de cristal: Generalmente utilizadas hasta los años 40. Frágiles, por lo que es habitual encontrarlas rotas y en este caso la restauración se debe hacer mediante un escaneado y retoque posterior, que puede ser digital. Dependiendo del estado de conservación en el que se suelen encontrar precisan una actuación rápida que frene o incluso corrija el deterioro originado por huellas dactilares, humedad, acidez de los sobres envolventes, barnices o pinturas del archivador, disolventes, etc., estos últimos suelen producir contaminación por organismos parásitos o despegues de la emulsión difíciles de eliminar.
Acetatos: Conviene realizar un internegativo par asegurar la conservación de las imágenes y su digitalización.
- Negativos sobre celuloide Blanco y Negro (ByN): Conviene realizar un digitalizado de todos ellos.
- Negativos, Diapositivas y copias en color: Hay que tener en cuenta que la degradación del color en cualquiera de estos soportes es muy superior a lo que ocurre con las imágenes de ByN. En estos casos se precisa realizar un trabajo de scaneado y posteriormente recuperar el color tratando la imagen digitalmente una vez se hayan analizados los parámetros de deterioro, tipo de película, etc. que permitirá establecer el proceso para recuperar los colores originales. Aquellas fotografías que mantengan perfectamente el color deberán ser digitalizadas y mantener así sus colores originales a través del tiempo. 


- PAPEL: Planos, papel cebolla, formatos enrollados, soportes atacados por humedad, amarilleos, etc. Si se disponen de imágenes o gráficos en otros soportes se deberán analizar para determinar su mejor tratamiento que garantice su conservación.